Abigaíl Varela, expone 35 años de creación 1979-2014

Centro Cultural B.O.D. presenta una retrospectiva de las tres y media décadas de labor artística del escultorAbigaíl Varela, en la exposición Abigaíl Varela, 35 años de creación 1979-2014donde se destaca unrecorrido de búsqueda que siempre vuelve a su tema principal: la mujer. Esta exposición reúne el estudio deinfluencias de Varela que van desde la visión clásica del cuerpo femenino de La Venus de Milo,  hasta el arte precolombino.

Varela, nacido en Caracas en 1948, al principio se interesó en representar la búsqueda del hombre en la sociedad, pero dentro de su eterna búsqueda de movimiento dentro de las piezas estáticas y su constante descubrimiento de técnicas e influencias, llego a un tema tan antiguo como el arte mismo, la representación de lafigura humana, en específico de la forma femenina.

María Luz Cárdenas, curadora de la muestra, describe el compromiso del creador con las técnicas y materiales convencionales como el modelado en barro y vaciado en bronce, así como ensalza su pasión y visión única de las féminas de cuerpos voluptuosos y extremidades muy delgadas, en posiciones distintas, sentada, paradas, acostadas, volando y mucho más.

Time For Peace con sede en Nueva York eligió una pieza suya como premio que se entrega a sus galardonados desde 1997, esto, junto a sus exposiciones en El SalvadorMiamiLondres y Nueva York, definieron su internacionalización en la década de los noventa. 

Afiche promocional de la exposición “Abigaíl Varela, 35 años de creación 1979-2014”

Afiche promocional de la exposición “Abigaíl Varela, 35 años de creación 1979-2014”

Anuncios

Alejandro Colina, 113 años del nacimiento de este monumental escultor venezolano

Roberto Rincón

María Lionza cabalgando sobre una danta y el San Juan (también conocido como “El sanjuanote“) de San Juan de los Morros, en el estado Guárico, son algunas de las obras escultóricas más conocidas del maestro Alejandro Colina y también de las más reconocibles del arte venezolano. Este 8 de febrero se cumplen 113 años del nacimiento de esta importante figura de la creación nacional.

Alejandro Colina nacido en Caracas en 8 de  febrero de 1901, tomó la influencia indigenista de los pobladores originales de Venezuela y la trasladó al arte monumental, creó piezas destinadas a fundirse e interactuar con el entorno urbano, mientras representan lo más profundo de la iconografía prehispánica, los mitos, costumbres, caciques y leyendas son parte de su obra.

Escultor con amplios estudios de dibujo anatómico, vivió durante ocho años en cercano contacto con las etnias originarias, aprendiendo de ellas y dejándose influir por su cultura, en lo que se convertiría en punto primordial de quehacer tanto en el arte tridimensional, como en la pintura, alfarería y cada área donde puso interés.

Venezuela recuerda con admiración a Alejandro Colina, quien en su momento fue víctima de intrigas políticas, desordenes psicológicos y problemas económicos bastante severos, y aun así, se las arregló para regalar a todo el país con obras emblemáticas, que hoy forman parte de la conciencia colectiva nacional. Colina falleció en 1976 a la edad de 75 años.

Daniel Suárez, más de 40 años de arte escultórico

Roberto Rincón

San Cristóbal vio nacer a Daniel Suárez en 1950,  fue allí donde inició sus estudios artísticos en 1965 al entrar a la Escuela de Artes Plásticas de esa ciudad, el resto de su educación, sería autodidacta. En 1970 llega a Caracas, donde se desarrolló como escultor, creando su propio estilo al trabajar como artista, restaurador y realizador de proyectos escultóricos.

Suárez, es uno de los nombres más reconocidos en la plástica venezolana, con una gran cantidad de exposiciones individuales y colectivas en su haber, así como un buen número de premios y reconocimientos, que le han sido otorgados por su obra y trayectoria, pero más allá de esto, es su espíritu de hacer y crear lo que le ha llevado hasta donde está.

Razón y la Pasión, es el nombre del libro que presentó en 2013 y que en sus propias palabras “es una recopilación de toda mi trayectoria, resume todas las vivencias que tengo como padre, amigo, artista, y de lo que he hecho durante estos 40 años”, además es fundador del Centro de Arte Daniel Suárez, donde apoya a jóvenes talentos.

Metal, madera y mármol son los materiales, que han sido los elegidos para concretar su visión y sus pieza han estado expuestas dentro y fuera del país, e incluso en varios espacios públicos puede el peatón tropezarse con esculturas o utilitarias de este talento venezolano.

Francisco Narváez

Roberto Rincon

Roberto Rincon

Las Toninas

Francisco Narváez, importante escultor  y pintor venezolano, nace en 1905 en Porlamar y muere en el año 1982 en Caracas. Fue el quinto hijo de once hermanos y  fue bautizado como Francisco José. Sus padres fueron José Lorenzo Narváez (ebanista, maestro de obra y restaurador de obras religiosas) y Vicenta Emilia Rivera de Narváez quien era nativa de Porlamar. En 1922 llega a Caracas y toma el curso de pintura en el taller de Marcos Castillo,  además cursa estudios de escultura en el taller de Ángel Cabré y  Magriña. En el mismo año, cursa estudios de pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes de Caracas destacando entre sus condiscípulos a Castor Vázquez, Elbano Mibelli, Gregorio García, Sergio González, Juan Vicente Fabbiani, Miguel Bousquet, María de Valery, Pedro Basalo, unos en escultura y otros en pintura. Aunque en ocasiones eran de amabas a la vez. En el año, 1924 obtiene los “Diplomas de honor” en primera clase, en el Certamen de escultura y pintura, de la Escuela de Artes Plásticas de Caracas, el 16 de julio. Fue así como para el año 1927 finaliza sus estudios de pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes de Caracas y por otra parte, realiza estudios de dibujo, pintura, escultura, paisajismo, anatomía y composición.

Para el año de 1928 logra montar su primera exposición individual bajo un concepto academista en El Club Venezuela, donde la muestra constaba de sesenta pinturas, doce bustos y doce bajorrelieves. Narváez usó el dinero recaudado en su exposición para prestarle ayuda a Monseñor Sosa, y de este apoyo los ministros Centeno Grau de Hacienda y Arcaya de Interiores logra conseguir su pasaje y beca para estudiar en Paris.  Viajando en el barco Pellegrini della Touche y lo acompañaba en el viaje a París el pintor Rafael Rosales. Al estar en París, se inscribe en la Academía Julián, donde estudiaron también Tito Salas, Cristóbal Rojas y Arturo Michelena. Ya ahí, entra en contacto con el movimiento artístico de Montparnasse y los profesores que lo influyeron en la “Escuela de París” fueron Chaime Soutine, Raoul Dufy, Amadeo Modigliani y Moisés Kisling.

Según historiadores del arte venezolano, las obras de Francisco Narváez significaron una transformación de manera definitiva la manera de ver la escultura en Venezuela. Es así que hacia el año de 1934 se inclinó definitivamente hacia el campo de la escultura y empieza sus primeros trabajos ornamentales para el urbanismo de Caracas. Entre las obras de él se destacan la fuente del Parque Carabobo, los relieves para los edificios del Museo de Bellas Artes de Caracas, para el Museo de Ciencias Naturales y para el Colegio de Ingenieros de Caracas; ambos proyectos del Museo de Bellas Artes y el de Ciencias Naturales estuvo acompañado por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva. De esta manera, Narváez pasa de estar en el ámbito del criollismo expresado en sus pinturas de inicio para trasladarse al campo de expresión del modernismo urbano ya como un artista escultórico.

 

Fuentes:

http://www.fundacionnarvaez.com/francisco_narvaez1.htm

 

Las Tres Gracias

Roberto Rincon

Pocas personas saben lo que representa el leit motiv de las tres gracias en la historia del arte. En Caracas tenemos La plaza de Las Tres Gracias ubicada al frente a la Ciudad Universitaria.

En principio, podríamos decir que se colocó en Ciudad Universitaria para alabar la cultura que representa el “Universo” que genera el estudio universitario. Recordemos que Las Tres Gracias son sinónimo de comedia, inteligencia y alegría estas son condiciones necesarias para una vida plena de conocimiento. El hecho es que esta escultura es patrimonio de la cultura caraqueña y conocida por muchos de los amantes del arte en el país.

Los entusiastas del barroco o el arte clásico podrían acercarse un momento a la plaza y tener una idea más clara.

Fuente:

http://es.wikipedia.org/wiki/Plaza_de_Las_Tres_Gracias

http://contrastesenlaweb.galeon.com/mascotas969731.html